12 de diciembre de 2018

Cómo hacer adornos navideños con pasta de sal

Descubrí la pasta de sal en Montessori Village, la escuela infantil de Manuel. Allí no celebran la Navidad como tal, sino el solsticio de invierno.
Toda la decoración es natural y predominan los verdes de las ramas de romero, los marrones de piedras y ramas y los blancos de la pasta de sal.
Queda una decoración muy nórdica y preciosa.



Yo uso esta pasta en lugar de la plastilina, ya que no es tóxica y gracias a la sal, aguanta varias semanas.

¿Te apetecen unos adornos diferentes para tu casa estas navidades?. Pues saca papel y lápiz, que empezamos.

Material necesario:

- Pasta de sal. Ahora te cuento cómo se hace.
- Cortapastas de formas variadas.
- Cuerda fina.
- Un bolígrafo.
- Tijeras.
- Una lámina de papel film o de papel vegetal para horno.

Para hacer pasta de sal necesitas:


- Una cucharada sopera de sal fina. Cuanto más fina mejor. Si tienes Thermomix, puedes pulverizarla , aunque a mi me gusta que tenga un poco de textura porque así el resultado final de las figuras tiene un toque más rústico.
- Una cucharada sopera de harina de trigo.
- Dos cucharadas soperas de agua. Si está templada, mejor porque te será más fácil modelarla.

Con esta cantidad, sale una bola del tamaño de un albaricoque.

Se mezcla todo bien en un bol con ayuda de las manos hasta que tenga textura de plastilina. Si queda muy pegajosa, ponle un poco más de harina y si queda muy dura, añádele unas gotas de agua.
Es importante que el agua la vayas añadiendo a gotitas para ir rectificando.

Si quieres, puedes ponerle unas gotas de colorante alimentario, pero a mi me gusta más el color natural.



Moldea la pasta con las manos y con un rodillo estira una capa fina, como de 3 mm. de grosor.
con la ayuda de un  cortapastas, saca las formas que más te gusten. No te olvides de hacerle a cada pieza un agujerito con un bolígrafo por el que, una vez seca la figura, pasar un cordel para poder colgarla del árbol.



Solo queda dejarlo secar sobre una lámina de papel film. Si lo dejas secar al aire, tarda entre 24 y 48 horas dependiendo de la temperatura y la humedad del ambiente. Recuerda darle la vuelta de vez en cuando para que se seque uniformemente.

También se puede secar en el horno, pero hay que tener cuidado con la temperatura porque la pasta de sal se puede rajar.


Ya tienes listos un montón de adornos preciosos para tu árbol o para hacer una guirnalda ideal para cualquier rincón de la casa. Incluso a modo de adorno para los regalos:


Pues ala, manos a la obra, que no se tarda nada en hacer y los peques se lo pasarán genial. Ah!! una vez seca se puede pintar, o incluso mientras la haces, puedes añadir unas gotas de colorante alimentario para darle un toque diferente.

2 comentarios:

  1. Yo las hice hace mucho y reconozco que me encató. Hice estrellas para complementar un muñeco. Tu explicación es perfecta y me la guardo en pinterest pata tenerla a mano cuando la necesite. Muchísimas gracias

    ResponderEliminar