15 de noviembre de 2017

Qué hace falta para hacer bolillos

Si me sigues por Instagram, habrás visto que me he liado la manta a la cabeza y me he propuesto aprender a hacer encaje de bolillos, una de las pocas labores que me falta por probar.
Este verano mientras pasábamos unos días en la playa, me topé de bruces con un encuentro de bolilleras y no me pude resistir.

(imagen de vivircomagalegos.com)
Enseguida me puse a preguntar a unas y a otras qué hacía falta para aprender, pero tuve una sensación extraña. Y es que hablaban en clave, como si yo supiera lo que decían.... "mundillos, picados, pares".
La verdad es que en aquel encuentro, eché bastante en falta que hubiera algún taller de iniciación o algo similar (que igual no es sostenible hacerlo, también es verdad).

El caso es que me propuesto aprender a hacer bolillos y en eso estoy. Y se me ha ocurrido que a ti igual también te interesa y también estás tan perdidas como yo, así que hoy te cuento qué hace falta para aprender a hacer encaje de bolillos. Saca papel y lápiz:

- En primer lugar hacen falta los bolillos propiamente dichos:


Los hay de un montón de materiales y formas diferentes e incluso los hay personalizados, y son auténticas joyas. Lo ideal es que sean de madera de boj: fáciles de manejar y bastante ligeros.
Fijate las maravillas que tiene Maria Jesus Ruiz:


Los bolillos que van en una labor, van en pares y quedan unidos por el hilo:


También hace falta una almohadilla o mundillo, que es esa especie de cojín sobre el que se trabaja, que también los hay de mil formas en función de la labor que vayas a realizar: no es lo mismo hacer una puntilla, que será recta y de longitud variable (para lo que necesitarás un mundillo relativamente estrecho y alargado como éste de Alfonso Ortega:






que un pañuelo con forma cuadrada, para lo que necesitarás que sea circular para poder girar la labor con facilidad y éste es ideal porque lo  puedes ir girando sin tener que levantar la labor:

(Imagen de rosasanicolas.com)

También los hay por módulos, que llaman de puzzle, para poder ir moviendolo sin levantar la labor:


Por cierto, ya estás tardando en pinchar aquí para ver a Alfonso Ortega bolillear: es una pasada. Parece que está rebuscando entre los bolillos.¡¡Es fantástico!!

Los mundillos no son baratos, así que si quieres probar primero antes de hacer una inversión, puedes hacerte un mundillo casero para la primera toma de contacto. Si te interesa, en unos días te cuento cómo hice el mío.

Bueno, pues ya tenemos los bolillos y el mundillo. Nos falta el hilo. El grosor del hilo va en función de lo que quieras hacer, como para todas las labores. Yo de momento para guarrear estoy usando un perlé del 12 (perdonadme las bolilleras expertas si estoy comentiendo un sacrilegio!!). Se recomienda usar hilo de una buena marca (tipo Presencia, Anchor,...) del número 20 o 30 me dijeron las señoras del encuentro. También los hay de diferentes acabados: metalizados, matizados,... Recuerda que cuanto más alta sea la numeración del hilo, más fino es: el del número 20 es más grueso que el del 50, por ejemplo.

También nos hará falta un picado, o lo que es lo mismo: el patrón de la labor a realizar.
En este diagrama se indica cuántos pares de bolillos se necesitan: 10 pares = 20 bolillos.
Se llama picado porque el papel donde va impreso suele estar agujereado (picado) en los puntos donde irán los alfileres que sujetarán los hilos según se van "trenzando".

Si el patrón no viene ya picado, es fácil que se estropee por los pinchazos de los alfileres y el roce del hilo y los bolillos, así que es recomendable protegerlo con plástico adhesivo tipo Aironfix, del de forrar los libros, pero de acabado mate, para evitar brillos incómodos. Lo hay de varios colores para que permita ver con facilidad el picado y el encaje. Si se trabaja con hilo blanco, lo ideal es usar un plástico de color para ver con facilidad el trabajo.


Evidentemente, también nos hacen falta alfileres, que lo ideal es que sean resistentes y largos, y por supuesto un señor alfiletero (que sea hermoso).

De momento, nada más. Me gustaría recomendarte el canal de Raquel Adsuar y el de Lamacaterine. Ambas explican fenomenal. Yo estoy enganchadísima.

Espero que te haya gustado la entrada y que te haya picado un poco el gusanillo de esta labor. Por cierto, ¿te apetece ver el paso a paso del mundillo casero?

No hay comentarios:

Publicar un comentario