16 de octubre de 2018

¿Qué necesito para hacer patchwork? vol. II


Bien, ya has probado con el material básico y resulta que el patchwork te gusta y quieres empezar a hacer cosas más técnicas. Aquí es donde empieza lo bueno y donde disfrutarás, porque empieza la hora de los cachivaches!!!.

Es genial porque los Reyes Magos, los cumpleaños y los días de la madre, se acabó el no saber qué regalar. Siempre hay algo relacionado con el patchwork a lo que agarrarse.
Venga, apunta:


- Regla de patchwork


Tiene que ser específica para patch, no vale una cualquiera, por mucha información que tenga.
Las de patchwork están hechas de plástico duro de unos 3mm. de grosor y las líneas que marcan, tienen un poquito de volumen en el revés de la regla, lo que ayuda a que esta no se deslice cuando estás cortando.

Por si no es suficiente, existen en el mercado unas pegatinas antideslizantes que puedes colocar en el revés de tu regla para que se adhiera a la tela y no se mueva ni un micrómetro. Yo las he visto como de lija y también de silicona.

Existen reglas de muchas medidas y formas (triangulares, cuadradas, rectangulares más largas o más cortas,...). De momento, déjate de complicaciones y elige una rectangular, con un ancho de 15cm (o 6") y un largo mínimo de 30cm (o 12"). Si es la primera que vas a comprar, yo elegiría la de 60cm.(o 24") de largo ya que es mucho más versátil.

Estas reglas incluyen muchísima información: te marcan los centímetros, los medios centímetros y todos los mílímetros. En el caso de las pulgadas, también las medias pulgadas, los cuartos y los octavos de pulgada. Además, también marcan los ángulos de 30, 45 y 60º.





- Cuter rotatorio


Es una herramienta de corte que incluye una cuchilla circular que, junto con la regla, te permite hacer unos cortes limpios, rápidos y muy precisos.

Existen en el mercado cuters para cuchillas de diferentes diámetros: 28mm, 45mm y 60mm. El de 45mm. es el más estandar y de esta medida puedes encontrar gran variedad de cuchillas distintas:

- Hay una que corta en pequeños tramos que es muy útil para poder enganchar puntillas de ganchillo en las telas sin necesidad de tener que atravesarlas con el el gancho de crochet. 
- También es muy útil la que corta en zig.zag para evitar que las tela se deshilachen o para hacer efectos chulos con las telas.
               



Para empezar, yo te recomendaría hacerte con un cuter de 45mm. de diámetro, y poco a poco podrás ir haciéndote con las cuchillas que veas que vas necesitando.

Una cosa muy importante: al igual que las tijeras, lo ideal es que tengas dos cuchillas: una que utilices nada más que para tela, y otra un poco más guarrindonga que valga para cortar guata, entretelas y demás.

No es necesario que compres las dos cuchillas: cuando una se vaya estropeando, no la tires, déjala para que haga su función guarrindongui, y corta las telas (solo tela) con la nueva que compres.

Por favor, y muy importante: cada vez que uses el cuter y lo dejes encima de la mesa de trabajo, recuerda cerrarlo. Siempre.  La cuchilla corta como el demonio, sobre todo si está recién estrenada. No te cuesta nada automatizar el movimiento de cerrarlo al soltarlo en la mesa y te ahorrarás algún que otro punto de sutura.

- Base de corte


Nunca, nunca, ¡nunca! utilices el cuter sin una base de corte, ya que estropearás la superficie sobre la que cortes y tu cuchilla.
Las bases de corte están hechas de un material autocicatrizante que permite pasar la cuchilla del cuter una y otra vez sin que se dañe la superficie.




Suelen tener grabada la información en centrímetros en una de las caras, y por la otra en pulgadas y al igual que las reglas de patch, marcan las fracciones y los ángulos.
Las hay de varias medidas. Compra la más grande que quepa en tu mesa de trabajo: te facilitará mucho la labor y te resultará mucho más cómoda de usar.

Importante: hazte con una base de corte de calidad: sin brillos y fina, como de 2mm. de grosor. Si las ves más gruesas o un poco satinadas, huye de ellas. Sí, son más baratas, pero en tres meses tendrás que comprar otra porque estará hecha unos zorros. Mis marcas favoritas: Olfa y Omnigrid.

- Bolígrafo borrable


Se trata de un bolígrafo de papelería, similar a los clásicos Replay  y es borrable gracias al calor que genera la fricción de la "goma" que lleva incorporada en el culete del boli. A alguien se le ocurrió pensar que, si desaparece con calor, debería desaparecer también con la plancha, y así es.


Es una herramienta muy útil, pero como todo tiene sus pros y sus contras y hay que usarlo con moderación. A saber: 

- Utilízalo siempre por el revés de las telas o sobre telas claras, porque al desaparecer, puede dejar una marca blanquecina.
- Piensa dónde y para qué lo vas a usar, porque recuerda que desaparece al planchar, por lo que no es muy recomendable usarlo para marcar líneas importantes en las piezas de tela que posteriormente tendrás que planchar antes de terminar la labor.

- Hera y plancha digital


De la hera te hable la semana pasada: una herramienta con doble función que facilita mucho la vida a la hora de hacer puntada escondida.


Así que hoy la novedad es la plancha digital. Sí, cuando yo oí el nombre por primera vez creí que era algo muy tecnológico, y cuando la vi, me decepcionó un poco la verdad.... Una plancha digital, no es más que una herramienta para planchar con un solo dedo. 

Tiene marcada la zona donde debes colocar tu dedo y presionar para que la plancha haga su función. Viene a ser algo parecido a la plegadera que se utiliza en scrapbooking y que sirve para marcar dobleces.


Esta herramienta sirve para planchar las costuras de tus creaciones sin necesidad de tener enchufada la plancha constantemente. Es ideal para usar cuando coses en los viajes y cuando estás cosiendo piezas pequeñas, que no justifican que esté la plancha ahí chupando luz.

- Regla para cuarto de pulgada


Como ya sabrás, en los patrones americanos, el margen de costura es siempre de 1/4 de pulgada, y existen reglas especiales que sirven para marcarlo o incluso para hacer cortes en las piezas que ya lo incluyan, sin necesidad de tener que marcarlo después.


Son especialmente útiles cuando vas a coser a mano piezas cuyas medidas ya incluyen el margen y así marcarte la línea por la que deberás coser.


Y hasta aquí, el recopilatorio de materiales que te recomiendo tener cuando vas avanzando más en tus labores. Faltan muchísimos más, no creas que se acaba tan pronto la cosa...!! pero, para mí, estos son los imprescindibles. ¿Tú tienes alguno más que se me haya pasado por alto? ¿De qué herramienta no podrías prescindir?

¡¡Por cierto!! si te apetece aprender a hacer patchwork conmigo, recuerda que imparto clases en La Tertulia del Patch (Las Rozas) y también en ¿Por qué no coses? (Getafe). ¡¡Te espero!!

4 comentarios:

  1. Gracias. Consulta, de que material es la base de corte?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! De un PVC especial en tres capas. Cortas y al poco tiempo, ese corte desaparece. A ver, esto no es infinito: si siempre cortas siguiendo la misma linea, con el tiempo se acabará estropeando, pero para el uso doméstico, duran muchísimo. Espero haberte ayudado

      Eliminar