miércoles, 13 de junio de 2018

9 Errores que debes evitar en patchwork

Has decidido empezar en el mundo del patchwork, o ya llevas tiempo, pero muchas veces las cosas no te salen como esperabas. Tienes claro qué material necesitas y qué quieres coser... Pero, ¡¡espera!!, antes de ponerte a ello, no te pierdas este post. Te ahorrará muchos quebraderos de cabeza.

Hoy te cuento los 9 errores a evitar cuando se hace patchwork o costura creativa.

1.- No utilizar telas de calidad. Sí, soy muy pesada, pero es que se nota muchísimo cuando no se usan buenas telas: texturas extrañas, estampados chapuceros, tintas que destiñen, deformidades,... De verdad, hacer labores lleva mucho tiempo y esfuerzo, no lo tires a la basura comprando cualquier tejido.

2.- No hacer una buena combinación de telas, colores y estampados. Puedes hacer un trabajo impecable, con las costuras casadas a la perfección, con todas las puntas enteras,... pero si las telas no están bien elegidas, no luce lo que debiera.


Sí, el patchwork es mezclar un poco "a lo loco", pero tiene su técnica. Aquí tienes las claves para saber cómo acertar eligiendo telas.

3.- Planchar con vapor y estirar. Como bien sabes, las telas tienen hilo, contrahilo y bies y tanto contrahilo como bies ceden, por lo que es muy importante que al planchar, no estires la tela: posa la plancha y para moverla, levántala y vuelve a posarla. De esta manera, no deformamos el tejido.


Igualmente, plancha SIEMPRE en seco. Al usar vapor, lo que conseguimos es hacer la tela más vulnerable la deformación. Y me dirás: es que hay dobleces que no salen si no uso vapor. Si, es cierto, pero esos dobleces desaparecerán con el uso, no te preocupes. Es preferible tener una arruga que una labor deformada.

4.- Transformar las unidades de medida. Dependiendo de la procedencia de los patrones, las medidas vendrán en centímetros o en pulgadas. Respeta siempre las unidades de medida: no conviertas nunca las pulgadas a centímetros o viceversa, ya que la conversión no es exacta y lo único que conseguirás será que no te cuadre nada.

Relacionado con esto: si utilizas el pie prensatelas de tu máquina como guía para el margen de costura, cose siempre en la misma máquina. Y si coses en una máquina que no sea la tuya, comprueba primero que el prensatelas sea el mismo que el que usas en casa.

También es importantísimo ser estrictas con las medidas: si es 1,5cm, tiene que ser 1,5cm exacto. De verdad, que luego no cuadra nada y es un follón andar descosiendo y volviendo a coser.

5.- Hilo con contrahilo. Si ya has visitado el enlace que te indicaba en el punto 3, sabrás que las telas al contrahilo ceden un poco, de manera que, cuando cosas dos piezas de tela juntas, comprueba que ambas están orientadas en el mismo sentido para que ambas cedan de forma pareja.

6.- Comprar la cantidad exacta de tela que necesitas: Siempre, siempre, siempre compra un poco más de tela de la que necesitarás. No, no es una estrategia de venta, es una forma de hacerte ahorrar dinero.

 Ten en cuenta que las telas de patchwork se presentan y se cortan dobladas, por lo que es muy probable que tengan lo que llamamos "pata": al desdoblar la tela, ésta no está cuadrada, sino que presenta este aspecto:
En la primera imagen la tela tiene un pico y en la segunda un entrante. Muy probablemente en algún tramo, no tendrá la medida que necesitas, por lo que, si has comprado la cantidad justa de tela que necesitabas, vas a tener que volver a comprar.

Así que, pide siempre al menos cinco centímetros más de lo que necesitas. Esta cantidad tendrás que incrementarla en función de la cantidad de tela que vayas a comprar: Si para tu proyecto necesitas 15 cm., compra 20. Pero si necesitas 2,50 metros, compra 2,70.

7.- No planchar las costuras según se avanza en el proyecto. En patchwork, al unir varios retales de tela, nos encontramos con que en los márgenes de costura se unen muchas capas de tela y a la hora de acolchar, es un auténtico suplicio, por lo que se intenta dejar siempre las costuras lo más repartidas posible. 


Fíjate en esta maravilla que está cosiendo Maria José, de Tomelloso. Es amiga de Esperanza y, como ella, es una fanática de las traseras bien planchadas.



Para conseguir algo así, es imprescindible ir planchando según se cose. Si esperas a hacerlo al final, es un caos. Puedes hacerlo con un prensador digital, o con una pequeña plancha.

8.- No pensar dos veces antes de cortar. Antes de cortar, párate, piensa y comprueba que estás cortando por donde debes. Te ahorrarás muchos "sudores de la muerte".

9.- Usar un color de hilo incorrecto. Ya te comentaba aquí que es importante no utilizar hilos de color blanco ni negro, ya que si se ve un poco la costura, estos colores se ven mucho y queda fatal. 
Intenta, en la medida de lo posible, coser con un color lo más similar posible a la tela que estás usando. Si no lo tienes, siempre un color neutro, preferiblemente tostado o gris.

Ahora que tienes claro lo que no hay que hacer, es hora de ponerse manos a la obra y crear maravillas con tus manos.

¿Cometes algún error de los de la lista? ¿has encontrado algo para tener en cuenta en tu próximo proyecto? Cuéntamelo en los comentarios.



miércoles, 6 de junio de 2018

¿Qué es un prensatelas de doble arrastre?

Seguramente lo has oído alguna vez, pero a lo mejor no tienes muy claro qué es un pie prensatelas de doble arrastre ni para qué sirve.


Se trata de un prensatelas un poco aparatoso, que tiene una horquilla que engancha a la máquina y que debes colocar correctamente para que funcione bien. Esta especie de pinza de cangrejo que ves en la foto, hay que engancharla al eje de la máquina para que suba y baje según lo hace la aguja.


De esta manera, los dientes del propio prensatelas (las almohadillas que ves en la fotografía inferior) se mueven al mismo ritmo que los dientes que tiene la máquina bajo la placa de aguja y que hacen que la tela avance según cosemos.

Así se consigue que la tela sea "arrastrada" tanto por los dientes de la máquina como por las almohadillas del prenstatelas y así avance de forma uniforme y no se desplace. Vamos, que tenga un arrastre doble, de ahí el nombre.


En patchwork lo utilizamos principalmente para el acolchado lineal (para el acolchado libre se usa otro diferente), pero también sirve para:

- unir telas de diferentes grosores,  
- para coser muchas capas de tela y 
- materiales que no deslicen bien o que tienden a moverse.
- coser pieceo sin necesidad de hacerlo a mano.

Aquí tienes un vídeo de BERNINA donde puedes verlo en movimiento.

Dependiendo de la máquina que tengas, estará incluido en el paquete de prensatelas que trae de serie o deberás comprarlo a parte.
Las marcas más conocidas lo ofrecen, o incluso puedes hacerte con uno universal. Eso sí, fíjate primero que la forma de colocarlo sea compatible con tu máquina.

La verdad es que a mí me ha resultado más útil de lo que pensaba en un principio.

¿Sabías que existía este tipo de prensatelas? ¿Tu máquina lo traía incluído? ¿Le das mucho uso?. Cuéntamelo en los comentarios.


miércoles, 30 de mayo de 2018

Corona de cumpleaños



Dentro de muy poquito será el cumpleaños de Lucas, el bebé de una amiga y me ha encargado esta preciosa corona de cumpleaños. Es una idea fantástica para regalar a niños y mayores, con el valor añadido de lo hecho a mano y totalmente personalizada.


Con la cantidad y variedad de telas que hay, las opciones para hacer combinaciones distintas y originales son infinitas. El año pasado ya rompí un poco con lo clásico en esta colcha para la cuna  que le regalé, así que decidí volver a usar los mismos tonos para darle continuidad.

El número lo he hecho con tela, con la técnica de aplicación a puntada escondida y lo he aplicado a un retal de fieltro que tenía por casa y que combinaba muy bien.


Las telas, como siempre, son de La Tertulia del Patch y los pompones los encontré en Sostrene Grene
La cinta con el nombre del blog es totalmente casera; ya te conté aquí cómo la hice, siguiendo un tutorial de Maria Atelier hace mil años.

Para el cierre, he usado dos opciones: Velcro de coser (no se te ocurra usar el de pegar, que tiene un pegamento muy fuerte y te cargarás la aguja de la máquina)


y unas cintas que he hecho doblando y cosiendo un resto de cinta al bies que tenía y que también le iba ideal de color. Así, si quiere reutilizar la corona para futuros cumpleaños, con las cintas no habrá problema con el tamaño de la cabeza del rey de la casa.

En breve se la daré, espero que le guste.... y a tí, ¿te apetece ver un paso a paso de cómo hacer la corona? Déjame un comentario y ¡lo preparo en un pis-pás!.

Si no te lo quieres perder, también puedes suscribirte a la newsletter pinchando aquí y recibirás todas las actualizaciones del blog.