27 de febrero de 2019

¿Cómo bloquear labores?


A raíz de este post, he recibido muchas consultas acerca de cómo conseguir que las formas queden bonitas.
Porque es cierto que si se trata de una labor con mucho calado, queda sin forma, como dada de sí.
Para dar la labor por terminada, es necesario bloquearla, para darle la forma final y para que luzca todo lo bonita que debe.

Hay casos, como éste, en los que no es necesario, pero en labores como el Henslow... hay que bloquear sí o sí.

¿Quieres saber cómo? Adelante.

Una vez tejida la pieza, con las colas de hilo escondidas y rematadas, lo primero que has de hacer es sumergirla en agua templada (tirando a fría), y si quieres puedes añadirle unas gotas de detergente para prendas delicadas.
Déjala en remojo un rato para que las fibras se empapen bien de agua.


Una vez pasados unos 10-15 minutos, sácala del agua y escúrrela sin retorcer, únicamente aprentando la labor entre tus manos para que suelte la mayor cantidad de agua posible. Para terminar de escurrirla del todo, colócala sobre una toalla limpia y envuélvela presionando con las manos para que la toalla absorba el exceso de agua.

Coloca la labor aún húmeda sobre un suelo de puzzle y marca las líneas de referencia de tu labor. En este caso yo estaba bloqueando un chal, por lo que "dibujé", con ayuda de un cordón, la forma triangular de mi chal.

Es hora de colocar alfileres a tutiplén, sujetando la labor en su sitio.


En el caso de los calados, es importantísimo marcarlos todos bien y sujetar con alfileres para mantener la forma.
Truco: coloca los alfileres un poquito tumbados, ya que si los pones totalmente perpendiculares, la labor puede "subir" y saltar el alfiler.

Existen unos muy chulos, que son perfectos para evitar que esto suceda, de la marca knit pro

pero si no los tienes, recuerda colocar tus alfileres un poco al bies.


De esta manera, los calados quedan bien marcados. Una vez bien estirado, solo tienes que dejarlo unas horas hasta que seque. Cuando quites los alfileres, la labor tejida se habrá quedado exactamente con la forma que le diste, de manera que es importante tomarse un poco de tiempo.

Si no tienes suelo de puzzle, puedes colocar tu labor en una cama que no uses, sobre la tabla de planchar,... (siempre que el tamaño te lo permita). Este tipo de suelo no es muy caro y al final se le acaba sacando partido.


Has de tener en cuenta que no todos los materiales bloquean igual: la lana mantiene la forma perfectamente, pero el algodón no bloquea tan bien. En este caso, yo le pongo un poquitín de almidón al agua cuando dejo la labor en remojo.


4 comentarios:

  1. Muy buen consejo, muchas gracias por compartirlo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Maria Dolores!!, muchas gracias a tí por la visita y el comentario!!!

      Eliminar
  2. Muchas gracias Silvia, un consejo super útil.

    ResponderEliminar